Creados en 1830 a fin de auxiliar el trabajo notarial, los Archivos genealógicos Andriveau constituyen el gabinete genealógico más antiguo del mundo. Con ellos nace una nueva profesión: la genealogía sucesoria.

Dedicada a la búsqueda de herederos y a la liquidación de sucesiones, nuestra empresa aprovecha sobre todo la excepcionalidad de sus recursos, así como la experiencia de sus miembros, para satisfacer las múltiples tareas que le son confiadas.

Con un patrimonio de 200 millones de fes de vida y 15 000 registros en París y fuera de París, nuestra firma ofrece a sus clientes todas sus ventajas.

Con el apoyo de mas de 120 colaboradores –tanto juristas como investigadores–, 17 sucursales repartidas­ por toda Francia y un servicio internacional, nuestro gabinete pone en movimiento una red capaz de responder, en el menor plazo, tanto a peticiones de profesionales como de particulares.

Historia

A lo largo de 1830, un notario parisino encargado de una sucesión se vio enfrentado a un espinoso problema: únicamente una parte de los herederos que debían recibir la herencia se presentaron ante él. El resto de los eventuales derechohabientes eran desconocidos. Por consiguiente, no pudo establecer el acta de notoriedad requerida por los primeros. Razón por la cual resolvió confiar a su pasante, Monsieur Trannoy, el establecimiento de la «transmisión sucesoria», es decir, la lista exhaustiva de herederos conforme al derecho sucesorio vigente.