Mandatario judicial

mandataires judiciaire protmaj

Desde la ley, en vigor desde el 5 de marzo de 2007, sobre la reforma de la protección jurídica de las personas mayores incapaces, el legislador propone que a la muerte de la persona en cuestión un genealogista sucesorio se encargue de buscar a todos o a una parte de sus herederos.

Esta delegación de las tareas de búsqueda de herederos puede ser dictada a petición del mandatario judicial al Tribunal de Primera Instancia competente.

Gracias a nuestra intervención y a la confección de un árbol genealógico completo, la sucesión podrá liquidarse con mayor celeridad por el notario.

Nuestra intervención puede también ser necesaria en el marco de la venta de un bien inmobiliario. La persona mayor protegida puede encontrarse en una situación de indivisión con un tercero o con una parte de su familia, haciendo entonces necesario buscarles antes de que el bien sea vendido.